Chalazión (Chalación)

Dentro de la patología de los párpados es frecuente encontrar una variedad de quistes que se pueden clasificar según el nombre de la glándula que le origina y casi todos estos quistes se deben a una obstrucción de los conductos de dichas glándulas. Con este término se ha intentado denominar a un conjunto de cambios histológicos que frecuentemente se encuentran en las biopsias de los enfermos con EII y que incluyen la ampliación de los espacios porta por edema e infiltración por linfocitos, células plasmáticas, macrófagos, polimorfonucleares y eosinófilos que no sólo rodean a los conductillos biliares, sino que también comprometen a las arteriales y vénulas portales y que incluso se extienden por el lobulillo (172).
Muchos chalaciones drenan, con lo que se resuelven por sí mismos, en especial si el paciente facilita el proceso con compresas tibias periódicas y un masaje suave en el párpado. Las causas de la propia rosácea puede ser difícil de determinar, si bien el medio ambiente y tendencias heredadas son factores posibles. El medicamento oral que se prescribe con más frecuencia para la disfunción de blefaritis y la glándula de Meibomio es la doxiciclina (antibiótico). Levantamientos amarillos aplanados en el párpado, causados por una acumulación de depósitos grasos debajo de la piel.



Aunque no disponemos de estudios específicamente diseñados para valorar el papel del abuso alcohólico, es muy inconceivable que las lesiones sean consecuencia de ello. El mecanismo por el que los corticosteroides provocan el hígado graso probablemente sea por aumentar la llegada de ácidos grasos al hígado por limitar la síntesis de proteínas implicadas en la exportación de triglicéridos. Además, el hígado, al ocupar un lugar estratégico en el curso de la sangre portal, recibe directamente los ácidos grasos libres liberados durante la lipólisis de la grasa stomach.
Este riesgo persiste tras el trasplante hepático (169), pero disminuye en los que están tomando ácido ursodesoxicólico (UDC) (170,171). Aunque estos infiltrados tienen tendencia a su distribución peribiliar, en la mayoría de las ocasiones, el epitelio biliar permanece intacto (174). Es bien sabido que forma parte importante desde hace décadas del arsenal terapéutico disponible para el tratamiento de la EII y de la artritis reumatoide.
Con la azatioprina, al igual que con otros agentes inmunosupresores y con los modernos tratamientos biológicos, se puede esperar una reactivación de infecciones latentes, en especial la provocada con por el virus de la hepatitis B (VHB) (218). Es una tiopurina análoga a algunas purinas naturales que deriva de la azotiopurina y que es empleada en el tratamiento de las leucemias y ocasionalmente en el de la EII. Su hepatotoxicidad es superior a la de la azatioprina, se presenta en el 6 al 40% de los pacientes que la reciben (219) y se debe contar con ella cuando la dosis empleada supere los 2,5 mg/kg (220,221).

Infección bacteriana causada por una glándula cebácea obstruida, en el borde del párpado superior inferior; se parece a una espinilla. En el caso de un chalazión molesto y persistente, usted puede someterse a una simple cirugía en consultorio para extirparlo. Un cirujano de ojos aplicará anestesia local para adormecer el área, y realizará una pequeña incisión, en normal por debajo del párpado, para retirar el contenido de la lesión sin dejar una cicatriz visible. Otra lesión distinta es el XANTELASMA que no es más que un depósito de colour amarillento algo elevado que corresponde a acumulo lipoideo.
Aunque no disponemos de estudios específicamente diseñados para valorar el papel del abuso alcohólico, es muy unbelievable que las lesiones sean consecuencia de ello. El mecanismo por el que los corticosteroides provocan el hígado graso probablemente sea por aumentar la llegada de ácidos grasos al hígado por limitar la síntesis de proteínas implicadas en la exportación de triglicéridos. Además, el hígado, al ocupar un lugar estratégico en el curso de la sangre portal, recibe directamente los ácidos grasos libres liberados durante la lipólisis de la grasa abdominal.
La posibilidad de confusión entre ambas enfermedades viene avalada por varios estudios que han aplicado a los pacientes con diagnóstico seguro de CEP, basado en la CPRE, los criterios internacionales para el diagnóstico de la HAI. Cuando se aplicaron a los pacientes con CEP los criterios revisados de diagnóstico de HAI, se encontró que el 1,four Causa el Xantelasma% tendían una HAI y que en otro 6% period probable que también existiera esta asociación (184). En la mayoría de las ocasiones, si no existían antes de empezar el tratamiento, estos cambios se relacionan muy probablemente con la toma de fármacos.
Sin embargo, en pacientes con EII se han encontrado signos de hepatotoxicidad en hasta el 10% de los tratados con tiopurinas, en especial cuando al mismo tiempo tomaban corticoides (212). El momento a lo largo del tratamiento en el que aparecen las lesiones es muy variable, oscilando entre dos semanas y dos años para los cuadros hepatíticos y los tres meses y los nueve años para las lesiones vasculares (214). Otras veces lo que domina es el cuadro de colestasis (207), unas veces easy, sin necrosis celulares, pero otras con elevación de las transaminasas (215) puramente biliares por lesiones de los conductos biliares (216).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *